Buscador

Contenido

Momenta

Momentar

La obligatorización de momentar
La improvisación libre es un procedimiento musical todavía poco conocido, por medio del cual los improvisadores crean música sin ningún plan prefijado.
Este procedimiento es cada vez más aceptado y necesitado por parte de la academia  que demanda de sus intérpretes un mayor entendimiento de la música que se toca. La improvisación obliga a tomar decisiones que influirán directamente en todos los aspectos de la música que se esté generando en ese momento.
Y cuando hablamos de música, debemos entender que todo se resume a  la relación entre sonidos. Entendiendo por sonidos no solo las notas  sino  cualquier gesto sonoro que el improvisador estime necesario en pro de la  música.
A estas alturas ya nos habremos percatado, de que la amalgama de sonidos con la que  convivimos hoy en día, obliga al músico contemporáneo a reflexionar sobre el nuevo entorno sonoro y a reaccionar ante esta nueva situación. ¿Se imaginan a Vivaldi componiendo las 4 estaciones, mientras pasa la aspiradora, se calienta la comida en un microondas, le llega un “wassap” o escucha la tele o una sirena de policía…? Las cuatro estaciones, sin duda, sonarían diferente... El improvisador es consciente de todo esto.
El improvisador en la mayoría de los casos (y en este caso lo es) es un músico bien preparado, con el conocimiento necesario para decidir in situ, EN EL MOMENTO, qué y cómo tocar.
El improvisador desarrolla a lo largo de su camino, como  hacer música de la “nada”.

Intérpretes: Cristo Barrios (clarinete) y Manolo Rodríguez (guitarra).
Fecha y lugar de celebración:
Jueves, 16 de febrero, a las 20.00 horas.
Sede de La Laguna. Tenerife.
Entrada libre hasta completar aforo.